Seguidores

domingo, 7 de marzo de 2010

COMUNICACIÓN AUDIOVISUAL: LA FORMA DE CONTAR HISTORIA






Por: Adelayde Rivas Sotelo
Domingo 7 de marzo. Sentada frente a mi televisor Samsung, los premios Oscar roban mi atención, ya que es muy propio el aprender de los mejores cuando cursas en el Primer Diplomado Superior en Producción Audiovisual, impartido en la UCA. Sé que es un poco pretencioso imaginar que algún día estaré ahí verdad...!! pero déjenme soñar... es bueno, "la imaginación lo es todo", decía Einstain.

El punto es que hoy día cuando hablamos de comunicación, si no estás armado con lo último en la materia, puedes correr el riesgo, no sólo de perder oportunidades, sino de caer en la mediocridad y como consecuencia arrastras a la audiencia a la ignorancia.

Avatar, producida y dirigida por James Cameron, creí que iba a ganar como mejor película, pero no, simplemente no. Sin embargo, recaudó 2,500 millones de dólares. Este hombre no ganó, pero ha hecho historia con esta película porque alcanzó los niveles más alto de excelencia, revolucionando la manera de ver y contar historias.

Creo que es oportunidad de no dejar a un lado las excusas y atrevernos a ser lo que otros no se atreven, invertir tiempo en nuestras ideas. Los comunicadores que estamos en el tema de lo audiovisual sabemos que nos falta mucho para tener la tecnología que está en el mercado internacional, pero tenemos herramientas buenísimas, únicamente necesitamos desaprender lo aprendido; como bien decía Eva Romano, quien tenía como misión reconstruir nuestros conceptos de aprender.

Romano estuvo en la primera parte del diplomado, con sus técnicas psicológicas de familiarización entre el grupo. Por cierto, hay muchas caras conocidas de los canales de televisión, pero también recién egresados de la carrera de comunicación y periodistas independientes.

Desafortunadamente, cuando eres joven y sin experiencia en TV y llegas a las salas de información de estos canales, te toca como dice el dicho: "Beberla o derramarla", muchos optamos por beberla.

En mi caso incursioné en Televisión sin saber mucho, de hecho sigo sin saber demasiado, pero cuando me ví dentro de mi propio televisor Samsung, me dije: "Esa presentación yo la puedo hacer mejor", y es ahí donde inicia el reto, a desaprender lo aprendido desde adentro, desde antes, desde siempre.

Hasta el momento lo que hemos visto sirve para recordarnos que podemos ser mejores. Viendo los ejemplo y los errores que a veces se comenten cuando hacemos una simple nota noticiosa, la percepción de las cosas cambia, porque el ejercicio diario nos mantiene en forma y alertas ante la nueva proposición de contar las historias bajo otros lentes.

Lo más importante en el tema de audiovisual no es si tienes lo último en tecnología, sino el argumento que utilizas para enganchar a la audiencia y a la vez dejarle un mensaje que les recuerde que son buenos, eso lo supo Camerón y por ello sigue ganando dinero, aunque no haya ganado un Oscar.







Publicar un comentario