Seguidores

sábado, 18 de diciembre de 2010

LA MODA Y EL EXITO

No entiendo ni quiero entender. Las personas muchas veces desesperadas por lograr lo que llaman éxito, enfrascan sus esfuerzos para lucir bien. Es decir, cómo te ves, desde la ropa que usas hasta el último par de zapatos modernos que salió al mercado.

Pocas veces soy de las que se viste a la moda; pese a que escribí por mucho tiempo de ella. Sin embargo, todos esos años que realizaba artículos para LA PRENSA, los expertos en el tema, destacaban que a la par del éxito profesional se debía lucir el color de moda, el maquillaje de moda, el cabello tinturado de moda, la cartera, los aretes, los collares en fin.

Hago una reflexión y comienzan a aparecer en mi mente algunas amigas que juegan con esos caprichos de la moda y lucen "exitosas". Pero, rasgando un poco esas vestiduras decubro que no es así, que sus matrimonios no marchan bien o que no encuentran novios, en otros casos que sus familias no las comprenden y se sienten solas. Al final, el consuelo que queda es que por fuera lucen exitosas.

No es que no me guste vestir a la moda o que desprecie la elegancia del buen vestir, pero enrealidad ¿queremos ser exitosos por cómo nos vemos?. Estando en una sociedad como la de Bélgica, veo las vitrinas con bellas combinaciones de bufanda, sueteres, botas, gorros, bolsos, que lucen exquisitamente con el paisaje que ofrece la Ciudad de Brugge. No obstante, en el fondo se siente la descilución de no poder adquirirlo, por lo carísimo que son, entonces crece cierto sentimiento de frustración, enojo, y hasta envidia.

En otras ciudades como Knokke -ubicada al Oeste de Brugge- se ve la opulencia en marcas como Gucci, Dolce Gabbana, Christian Dior, Rolex, o el desfile de BMW, Jaguar, Porsche, Lamborghini, al final caminas por las calles con un sabor a país del lujo y comienzas a preguntarte: "Si yo tuviera la plata, seguro compro todo lo que veo". Es entonces que comienzas a entrar en el juego de la moda del éxito, y cuando sin siquiera imaginarlo, ya estas atrapado.

En Europa es muy importante como luces, cómo te expresas, qué tanto puedes presumir, porque aquí contrario a los EE.UU hay un gusto por la alta moda, la buena cocina y el buen vivir.

Imaginen, para quién nunca a tenido nada, y todo lo que ha tenido le ha costado, cuidar lo que porta y lucir como puede, llega hacer de mucha satisfacción. Ahora es cuando cuestiono el mundo de la moda y la fantasía que crea entorno a la personalidad, un mostruo que si no eres fuerte puedes hasta desilucionarte de la vida.


No quiero ni imiginarme en países más poderosos dentro de la rama de la moda, ¿cómo será vivir ahí?. Por el momento, me paseo por las calles brujenses, como los cientos de ciudadanos que al igual que yo preferimos ropa que nos protejan del frío, aunque no andemos a la moda, aunque no parezcamos exitosos.




Publicar un comentario