Seguidores

viernes, 1 de abril de 2011

HAY VIDA EN EL CAMPO Y GRACIAS A DIOS MANAGUA NO ES NICARAGUA

¿Qué estás pensando? me pregunta la ventana de Facebook. Y la verdad después de una corta gira por uno de los municipios de Zelaya Central donde aún los ríos son caudalosos, donde la gente aún te sonrie con verdadero entusiasmo, donde los enormes árboles te cubren con su sombra y las mañana te acunan con un rico soplido de verano; yo me cuestionaba ¿por qué tanto caos en mi ciudad querida? Esta, la Managua donde nací, donde se supone estamos la gente "civilizada".



No, disculpenme, en esta ocasión le doy la mano al ganado que está en los potreros. Los políticos y todos aquellos que siguen a los políticos jamás tendrán la educación de una vaca, pues éstas entienden muy bien cuando alguien necesita usar el camino para pasar.

Al venir a la "capital" y ver tanta locura vehícular me decía a mi misma en medio del sol asfixiante e inclemente: No me importa de quienes son las marchas, sólo sé que Managua se ha vuelto un caos, desgraciadamente este año miles de nicaragüenses que, sino trabajamos no comemos, debemos soportar los baibenes de los caprichos electorales.

Y lo más triste de todo es que ellos, los de arriba, seguirán haciendo el amor en la misma cama y los de abajo, sólo nos quedará el cabello más canoso por la insatisfacción, frustración, impotencia, rabia, decepción de ver que nuestro presente y nuestro futuro está en manos de seres mezquinos, idolatras, ladrones, patanes y embusteros.

Gracias a Dios Managua no es Nicaragua......y puedo reconocer que en el resto de los departamentos el campesino sigue labrando su tierra, luchando, pescando conviviendo con el pedazo de naturaleza que le toca y ahí en la simplicidad del campo puedo ser libre.



Les invito a que hagan la prueba, esta Semana Santa huyan de la ciudad, pero no se vayan al tumulto de las playas a aparentar que son los "fieras" con sus Raybanes traídos de china, sino al campo donde respiren aire puro, logren disfrutar mientras puedan el árbol de caimito, el de marañón, el aguacate y reencuentren sus raíces, por que descubrirán que hay otra vida fuera de casa.




y en medio de ese caos de hoy y que seguro nos espera mañana sábado 2 de abril, me queda el consuelo de los ideales de Madre Teresa de Calcuta y que ahora comparto con ustedes:

"Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña. Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida Detrás de cada logro, hay otro desafío. Mientras estés vivo, siéntete vivo. Si extrañas lo que hacías vuelve a hacerlo. No vivas de fotos amarillas... Sigue aunque todos esperen que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en tí. Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota. Cuando no puedas trotar, camina. Cuando no puedas caminar, usa el bastón. ¡Pero nunca te detengas! "
Publicar un comentario